¿Cómo debo limpiar mi rostro diariamente?

12 de abril de 2017



Limpiar el rostro regularmente es fundamental para que tu piel luzca bonita y saludable. Para tu rutina diaria es fundamental conocer qué tipo de piel posees; normal, grasa, seca o mixta, pues los productos que utilices deben ser basados en ese dato. La piel cambia a través del tiempo y los ciclos de vida, es importante que te evalúes con un profesional para conocer acerca de las necesidades de tu piel y  tengas la seguridad que estas utilizando los productos adecuados. 

Primer paso es una buena limpieza facial. Si llevas maquillaje debes comenzar por un desmaquillador según tu tipo de piel, existen en crema, leche, aceite y base acuosa. Luego aplica un limpiador para remover todas las impurezas, debes limpiar minuciosamente desde la frente hasta el cuello. Seca tu cutis con una toalla suavemente para evitar estimular la producción de grasa.

El segundo paso es aplicar un tónico astringente. El tónico ayudará a cerrar los poros para evitar la acumulación de suciedad, tiene acción refrescante, beneficia la circulación sanguínea y nivela el pH de la piel. Aplícalo con una gasa o algodón en todo tu rostro, ¡no olvides tu cuello!                                                                                                                                                                  

Y por último, la crema hidratante. Su función correcta es nutrirla y evitar que la piel pierda agua. Existen innumerables tipos de cremas hidratantes para todos los tipos de pieles, e inclusive cremas para partes del rostro en específico, como por ejemplo los ojos. Escoge una adecuada para tu piel, y recuerda aplicarla hasta el cuello. El cuello es uno de los lugares donde los signos de envejecimiento se notan más rápido y queremos retrasar la aparición de las arrugas en esta área.  

Esta limpieza de tan solo 3 pasos es para tu rutina diaria en las mañanas y al finalizar tu día. Nunca te vayas a la cama sin remover tu maquillaje y limpiar tu rostro. Irte a la cama con el cutis limpio ayudará a la oxigenación, evita el acné y los puntos negros.